viernes y trece (Parascavedecatriafobia: miedo a los viernes y trece)


Inicio

Y hoy es?
<<   Diciembre 2018    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
Sacando la nariz
Según el día....
General (60) Sindicar categoría
"viernes y 13" (28) Sindicar categoría
Citando a ...... (8) Sindicar categoría
Cocinando (3) Sindicar categoría
de la 'a' a la 'z' (10) Sindicar categoría
Hoy no cocino (2) Sindicar categoría
Leyendo (7) Sindicar categoría
Tarareando (8) Sindicar categoría
Viajando (3) Sindicar categoría
Reflejos de mi mente
Mayo 2010 (1)
Abril 2009 (5)
Marzo 2009 (6)
Febrero 2009 (3)
Noviembre 2008 (1)
Junio 2008 (1)
Abril 2008 (2)
Junio 2007 (3)
Mayo 2007 (1)
Marzo 2007 (1)
Febrero 2007 (1)
Enero 2007 (3)
Diciembre 2006 (3)
Noviembre 2006 (4)
Octubre 2006 (5)
Septiembre 2006 (14)
Agosto 2006 (23)
Julio 2006 (7)
Abril 2006 (2)
Marzo 2006 (8)
Febrero 2006 (15)
Enero 2006 (2)
Lista de música robada a La Bodega
Andanzas personales
Cajón de Sastre
La Senda
Debilidad por .....
Cositas varias
Halón Disparado
La Bodega
la güeb de Macías Pajas
Recorridos por la Serranía de Cuenca
Los que sigo y persigo ....
Diario de un cabeza de chorlito
Grammata
Las penas del Agente Smith
Lautreamont Blog
Lembrança eterna de uma mente sem brilho
León el Africano
Apúntate
Suscríbete al blog

Sindicación
Artículos
Comentarios
 

Leyendo

una alternativa a la TV

El Tesorero de la Catedral

Escrito el 28 de Abril, 2008, 14:04 y guardado en Leyendo



«El tesorero de la catedral era un hombre sacrílego, un ambicioso, sin fe»

Córdoba, 1473. El bachiller Diego de Rivera regresa a la ciudad después de estudiar en Salamanca ............

Podría poner la sinopsis del libro, pero he descubierto un enlace donde José Cobos Ruiz de Adana lo explica muchísimo mejor que yo.No sé por qué pero repasando lo que tengo por aquí, me doy cuenta que Córdoba "me tira un rato".
Pero volviendo al libro y por mi parte: recomendado.

Fdo.: Pajeú | (2) comentarios

Los dominios del Lobo

Escrito el 6 de Septiembre, 2006, 12:30 y guardado en Leyendo

Libro escrito por el casi recién llegado a la AcademiaJavier Marías. Los dominios del lobo es su primera novela, escrita con apenas 19 años.

La acción transcurre en los EEUU, los personajes son americanos, y esa América retratada es una divertida parodia y un serio homenaje al cine de los años dorados de Hollywood.
A partir de la aparatosa desintegración de la familia Taeger en 1922, se suceden en catarata las trepidantes aventuras, abarcando casi todos los géneros: desde la novela negra hasta el melodrama, desde el relato de las pasiones rurales hasta la Guerra de Secesión, desde la intriga policíaca hasta las luchas de gángsters o el exotismo sureño, teñido de su inclemencia tradicional.

Como señala Javier Marías en su prólogo de años después: "He dicho que escribí esta novela con inocencia; debería añadir que, sobre todo, con irresponsabilidad. Quizá no sea mala mezcla para empezar".

"-Osgood-decía-, os he estado observando esta noche y las anteriores a ti y a ese mosquito moreno y legañoso que deambula por el campamento sin sentido, y he llegado a la conclusión de que no has aprendido nada. Te perderás entre sus pechos, que además son fláccidos y pequeños y ni siquiera valen la pena, y no quiero verlo. Me equivoqué al creer que eras tú el elegido para ser mi discípulo y heredero. Seguiré buscándolo hasta que lo encuentre. Tú tuviste la oportunidad de llegar a ser el sucesor del erudito más grande de las historia, Owen MacPherson el Gamo, y no la aprovechaste. Allá tú. La has perdido y yo no tengo la culpa. Olvídame si puedes. No trates de seguirme o de pedirme perdón, pues no lo conseguirás. Adiós, Osgood."

Fdo.: Pajeú | (2) comentarios

El Mozárabe

Escrito el 7 de Agosto, 2006, 22:32 y guardado en Leyendo

La vida paralela y, en algunos momentos, cruzada de dos personas de diferente religión y posición: el clérigo Asbag y el musulmán Abuámir durante la Córdoba del siglo X.

"-¡Oh, no! Nada será igual; nada de lo venidero será igual a lo de ahora o a lo de antes; pero el mundo no tiene por qué terminar. Nadie debe pensar eso, y menos nosotros, que pretendemos seguir la verdad revelada. Hemos de pensar que el mundo avanza hacia el encuentro del Padre Eterno. La vida de cada uno ya es un mundo completo; en el caminar hacia una visión fascinante, arrebatadora, conmovedora, que todos hemos de vivir. Tras un gran dolor o una larga enfermedad, tras un gran temor o un peligro superado, cuando un amor o una amistad termina, cuando perdemos a un ser querido, ¿quién no ha sentido, al menos una vez en la vida, esa sensación de que todo se hundía y se acababa? ¿Quién no se ha visto sucumbir alguna vez? Pero después, también, el escalofrío de la aurora, esa sensación de amanecer, de que algo nuevo empieza y el mundo, a fin de cuentas, sigue... Y de que ese momento es como nacer otra vez ..."

    La novela me ha gustado muchísimo; la riqueza de las descripciones tanto de lugares como de sentimientos te transporta a aquella época. Hace poco estuve en Córdoba, y ahora, mientras leía, he visto la Mezquita, o el Alcázar, o Madinat Al-Zahra con otros ojos, tal y como debió ser en sus años de mayor esplendor. He revivido maravillosos momentos a través de la imaginación.


Fdo.: Pajeú | comentarios

La Biblia de Barro

Escrito el 25 de Julio, 2006, 13:56 y guardado en Leyendo


- Ave María Purísima.
- Sin pecado concebida.
- Padre, soy culpable de la muerte de dos personas. ¡Ojalá Dios pueda perdonarme y ojalá mi hijo también lo haga!
- ¿Te arrepientes?
- Sí, padre.
- Entonces, que Dios te perdone y que me perdone a mí por no ser capaz de perdonarte.

De Julia Navarro, autora también de La Hermandad de la Santa Cena, que por cierto no he leído.

En la Biblia de Barro se narran los hechos que acontecen alrededor de la búsqueda de unas tablillas de barro donde supuestamente se narra la creación del mundo tal y como Dios se lo contó a Abraham y se desarrolla en los meses anteriores a la invasión por EEUU a Irak, siendo un marco donde se alternan los saltos en el tiempo: la época de Abrahám, la 2ª Guerra Mundial y la actualidad.

Se nos presenta un gran número de personajes enfrentados en diferentes bandos: un grupo de ancianos llenos de odio y necesidad de venganza, otro grupo de personajes cuya meta es conseguir más dinero y poder sin importar los medios; y ajenos a todos ellos, un grupo bastante heterogéneo de arqueológos y periodistas.Personalmente la novela tiene un comienzo un poco cansino: muchos personajes a presentar, donde cuesta un poco ir ubicándolos a todos.

El hecho de no querer descubrir los motivos que llevan a los diferentes personajes a actuar como lo hacen durante gran parte de la 1ª mitad, obliga a la autora a tener que esclarecerlo de una manera demasiado rápida para mi gusto en la 2ª mitad, lo que lleva a un desenlace que se queda en cierta forma, corto.

Lo que más me ha impactado ha sido la narración de una "jornada inolvidable" en Mauthausen y lo que más me ha gustado de la novela es la idea que apunta la autora sobre la desaparición de piezas arqueológicas en Irak. Quizás ambas cosas me han llamado tanto la atención porque qué miedo da pensar que la realidad puede superar a la ficción.</style="font-family:>

Fdo.: Pajeú | (1) comentarios

El alquimista impaciente

Escrito el 18 de Marzo, 2006, 13:48 y guardado en Leyendo

Me gusta leer (y según la época me convierto en una "devoradora de libros"). Compro libros hasta en "Makro"; en cuanto veo "oferta en libros" parece que un imán me lleva hacia ellos. La mayoría de las veces me dejo llevar simplemente por el título y la portada (rara vez leo la sipnosis), cuando el título me estimula y me dice algo, lo compro.
Y esto me pasó con el libro El alquimista impaciente de Lorenzo Silva. Lo compré pensando que versaría sobre eso, un alquimista de alguna época pasada, con sus intrigas y la búsqueda de la piedra filosofal o algo así.



"Et su natura dela piedra deste metal es, que quando la mezclan con arambre, tornase como natura de uidrio et quiebra, mas pero ecorpora se con el. Et otrossi, si lo mezclan con estanno torna negro, et si con plata lo mezclan, recibe la blancura della, et assi faz con cada metal. Et por ende, los que se trabaian de alquimia, aque llaman la obra mayor, deuen parar mientes que non dannen el nombre del saber, ca alquimia tanto quiere dezir, como maestria para meiorar las cosas, ca non emperorar las. Ende los que toman los metales nobles et los bueluen con los utiles, non entendiendo el saber ni la maestria, fazen que se non meiora el uil, et danna se el noble"

Alfonso X, Lapidiario.

Nada más lejos de la realidad. Todo comienza a raíz del asesinato de un trabajador de una central nuclear cercana a Madrid. Sus dos protagonistas, el sargento Rubén Bevilacqua y la guardia Virginia Chamorro son los encargados de resolver este crimen.

Seguiré leyendo más de este autor. Recomiendo que entréis en la página de Lorenzo Silva, en ella podréis ver todas sus obras publicadas y lo mejor, algunas narraciones están disponibles para ser leidas e impresas gratuitamente (ya por mi parte, con este hecho, ha ganado muchos puntos), eso sí, y ya lo indica el propio autor: cedido a cualquiera que lo use sin ánimo de lucro. También promociona los libros de bolsillo (libros mucho más baratos que las ediciones de tapa dura), a los que yo y mi economía somos muy dadas. Gracias por pensar en los pobrecitos lectores.

Fdo.: Pajeú | (3) comentarios

Artículos anteriores en Leyendo

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com