viernes y trece (Parascavedecatriafobia: miedo a los viernes y trece)


Inicio

Y hoy es?
<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    
Sacando la nariz
Según el día....
General (60) Sindicar categoría
"viernes y 13" (28) Sindicar categoría
Citando a ...... (8) Sindicar categoría
Cocinando (3) Sindicar categoría
de la 'a' a la 'z' (10) Sindicar categoría
Hoy no cocino (2) Sindicar categoría
Leyendo (7) Sindicar categoría
Tarareando (8) Sindicar categoría
Viajando (3) Sindicar categoría
Reflejos de mi mente
Mayo 2010 (1)
Abril 2009 (5)
Marzo 2009 (6)
Febrero 2009 (3)
Noviembre 2008 (1)
Junio 2008 (1)
Abril 2008 (2)
Junio 2007 (3)
Mayo 2007 (1)
Marzo 2007 (1)
Febrero 2007 (1)
Enero 2007 (3)
Diciembre 2006 (3)
Noviembre 2006 (4)
Octubre 2006 (5)
Septiembre 2006 (14)
Agosto 2006 (23)
Julio 2006 (7)
Abril 2006 (2)
Marzo 2006 (8)
Febrero 2006 (15)
Enero 2006 (2)
Lista de música robada a La Bodega
Andanzas personales
Cajón de Sastre
La Senda
Debilidad por .....
Cositas varias
Halón Disparado
La Bodega
la güeb de Macías Pajas
Recorridos por la Serranía de Cuenca
Los que sigo y persigo ....
Diario de un cabeza de chorlito
Grammata
Las penas del Agente Smith
Lautreamont Blog
Lembrança eterna de uma mente sem brilho
León el Africano
Apúntate
Suscríbete al blog

Sindicación
Artículos
Comentarios
 

7 de Agosto, 2006


El Mozárabe

Escrito el 7 de Agosto, 2006, 22:32 y guardado en Leyendo

La vida paralela y, en algunos momentos, cruzada de dos personas de diferente religión y posición: el clérigo Asbag y el musulmán Abuámir durante la Córdoba del siglo X.

"-¡Oh, no! Nada será igual; nada de lo venidero será igual a lo de ahora o a lo de antes; pero el mundo no tiene por qué terminar. Nadie debe pensar eso, y menos nosotros, que pretendemos seguir la verdad revelada. Hemos de pensar que el mundo avanza hacia el encuentro del Padre Eterno. La vida de cada uno ya es un mundo completo; en el caminar hacia una visión fascinante, arrebatadora, conmovedora, que todos hemos de vivir. Tras un gran dolor o una larga enfermedad, tras un gran temor o un peligro superado, cuando un amor o una amistad termina, cuando perdemos a un ser querido, ¿quién no ha sentido, al menos una vez en la vida, esa sensación de que todo se hundía y se acababa? ¿Quién no se ha visto sucumbir alguna vez? Pero después, también, el escalofrío de la aurora, esa sensación de amanecer, de que algo nuevo empieza y el mundo, a fin de cuentas, sigue... Y de que ese momento es como nacer otra vez ..."

    La novela me ha gustado muchísimo; la riqueza de las descripciones tanto de lugares como de sentimientos te transporta a aquella época. Hace poco estuve en Córdoba, y ahora, mientras leía, he visto la Mezquita, o el Alcázar, o Madinat Al-Zahra con otros ojos, tal y como debió ser en sus años de mayor esplendor. He revivido maravillosos momentos a través de la imaginación.


Fdo.: Pajeú | comentarios

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com