viernes y trece (Parascavedecatriafobia: miedo a los viernes y trece)


Inicio

Y hoy es?
<<   Febrero 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28      
Sacando la nariz
Según el día....
General (60) Sindicar categoría
"viernes y 13" (28) Sindicar categoría
Citando a ...... (8) Sindicar categoría
Cocinando (3) Sindicar categoría
de la 'a' a la 'z' (10) Sindicar categoría
Hoy no cocino (2) Sindicar categoría
Leyendo (7) Sindicar categoría
Tarareando (8) Sindicar categoría
Viajando (3) Sindicar categoría
Reflejos de mi mente
Mayo 2010 (1)
Abril 2009 (5)
Marzo 2009 (6)
Febrero 2009 (3)
Noviembre 2008 (1)
Junio 2008 (1)
Abril 2008 (2)
Junio 2007 (3)
Mayo 2007 (1)
Marzo 2007 (1)
Febrero 2007 (1)
Enero 2007 (3)
Diciembre 2006 (3)
Noviembre 2006 (4)
Octubre 2006 (5)
Septiembre 2006 (14)
Agosto 2006 (23)
Julio 2006 (7)
Abril 2006 (2)
Marzo 2006 (8)
Febrero 2006 (15)
Enero 2006 (2)
Lista de música robada a La Bodega
Andanzas personales
Cajón de Sastre
La Senda
Debilidad por .....
Cositas varias
Halón Disparado
La Bodega
la güeb de Macías Pajas
Recorridos por la Serranía de Cuenca
Los que sigo y persigo ....
Diario de un cabeza de chorlito
Grammata
Las penas del Agente Smith
Lautreamont Blog
Lembrança eterna de uma mente sem brilho
León el Africano
Apúntate
Suscríbete al blog

Sindicación
Artículos
Comentarios
 

Una heroina "langostera"

Escrito el 26 de Febrero, 2006, 13:42 y guardado en General

Bueno, pues yo también me apunto a eso de los héroes de cómic, y poniendo la guinda "femenina". Un beso a todos los amigos de la Langosta

Pajeú, su verdadero nombre es Anna, nació en España pero su padre (profesor de antropología) marchó a Brasil para trabajar en la Universidad Católica de Minas Gerais. Allí realizó estudios sobre diferentes asentamientos caboclos que lo enfrentaron con un grupo organizado dedicado al tráfico de obras de arte y arqueológicas. En uno de esos enfrentamiento, cuando Anna contaba con 8 años, su padre fue asesinado y ella arrogada al rio Pajeú para que muriera ahogada. Pero un caboclo, un auténtico descendiente de los indígenas brasileños la recogió y la acogio en su tribu, dándole el nombre de Pajeú, en honor del río que la trajo hacia él.

Emesek, que así se llamaba su nuevo mentor, le enseyó el secreto mejor guardado de su tribu: el don de la magia. Le mostró los poderes de los dioses: de "Kajakan", la fuerza del tigre; de "Pagki", la astucia de la serpiente; de "Pakio", la rapidez del jaguar y de "Uwitsutsu", el ave monstruosa, la capacidad de volar. Pero la mejor lección fue la que le unió al Dios-sol "Ouro", aprendió a recoger su poder a través del cuerpo ppara luego irradiarlo en forma de mortíferos haces relampageantes como una descarga de 10.000 voltios

Anna compaginó las lecciones de Emesek con los estudios de antropología en la Universidad, donde, gracias al nombre de su padre y en reconocimiento a su labor, le ofrecieron trabajo y la posiblidad de continuar con los estudios de éste.

Un día, en una excavación de la población de Araxá, Anna se encontró con uno de los asesinos de su padre. Toda la ira que sintió en ese momento quedó canalizada a través de sus manos y, mientras observaba al asesino, de sus manos emanaron unos rayos de luz que fueron a chocar con el cuerpo de aquel pobre diablo, dejándolo completamente carbonizado.

Y entonces comprendió las lecciones de Emesek, a partir de ahora su vida tomaba un rumbo diferente, durante el día sería Anna, la profesora experta en antropología con reconocimiento universal, y por la noche se convertiría en Pajeú, la vengadora de su padre y de todas las antiguas civilizaciones que habían sido saqueadas por rufianes buscadores de fortuna.

Fdo.: Pajeú | comentarios

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com